Entre los detenidos se encuentra un exconcejal del municipio de San Pablo de Borbur, quien sería el cabecilla de esta organización.

Uno de los capturados es alias ‘Luis’, exconcejal del municipio de San Pablo de Borbur, quien dirigía esta organización criminal. Foto suministrada/archivo particular

Rentas criminales por más de 1.200 millones de pesos anuales venía generando una organización delincuencial, la cual está señalada de ser la responsable de deforestar zonas protegidas de los departamentos de Boyacá y Cundinamarca.

La Dirección de Carabineros de la Policía Nacional, en coordinación con la Fiscalía General y el Ejército Nacional, logró la captura de diez personas por orden judicial, las cuales estarían dedicadas a la tala y comercialización de madera extraída ilegalmente de bosques naturales en territorio boyacense y cundinamarqués.

“La investigación se realizó durante tres años y permitió la individualización y captura de alias ‘Luis’, exconcejal del municipio de San Pablo de Borbur, quien dirigía esta organización criminal junto a sus cómplices, entre los que se encuentran cinco tramitadores encargados de adelantar labores de tipo administrativo para la comercialización de madera, tres comerciantes y un conductor”, indicó la Policía Nacional.

El modus operandi de este grupo delincuencial consistía en comprar madera explotada de manera ilegal del Parque Nacional Natural Regional Las Quinchas y de otras zonas protegidas de Boyacá y Cundinamarca, para luego transportarla por medio de la utilización de guías de movilización de plantaciones legalmente registradas en el Instituto Colombiano Agropecuario (ICA), con lo que evitaba así el control de la Policía Nacional y de las autoridades ambientales en las vías nacionales de los dos departamentos afectados con este accionar delictivo.

“Esta estructura criminal sería responsable del tráfico ilegal de 7.000 metros cúbicos de madera de especies como eucalipto, pino, cedro, guácimo y teca. Esta madera tiene un costo de entre 360.000 y 800.000 pesos el metro cúbico, lo que les dejaba una renta criminal de más de 1.200 millones de pesos anuales”, afirmaron en la Policía.


En Boyacá se realizaron seis capturas, mientras que en Cundinamarca se materializaron tres y una en el Tolima. Foto suministrada/archivo particular

Estas personas serían las responsables de deforestar por lo menos 30 hectáreas de bosque solo en el departamento de Boyacá. Así mismo, se logró evidenciar que esta madera era destinada a la construcción de socavones mineros en Boyacá, especialmente en los municipios de Muzo, Maripi, Pauna y San Pablo de Borbur, al igual que para la realización de carrocerías de camión y muebles para el hogar.

En el departamento de Boyacá se realizaron seis capturas, mientras que en Cundinamarca se materializaron tres y una en el Tolima.

Los capturados fueron puestos a disposición de las autoridades competentes por los delitos de ilícito aprovechamiento de los recursos naturales, cohecho propio, prevaricato por omisión, obtención de documento público falso y concierto para delinquir.

“Es importante mencionar que el 52 % de las emisiones de dióxido de carbono del país son generadas por uso de combustibles, emisión natural de bosques y deforestación. Este último fenómeno aportaría un 25 % a este factor, siendo Caquetá, Meta, Guaviare y Putumayo los departamentos con más niveles de deforestación en el territorio nacional”, manifestaron las autoridades.

Agregaron que, en lo corrido de este año la Dirección de Carabineros ha logrado incautar cerca de 4.000 metros cúbicos de madera y ha capturado a más de 220 personas por el delito de ilícito aprovechamiento de recursos naturales y contaminación ambiental.

“Con estas acciones continuamos trabajando de manera articulada con las autoridades judiciales, ambientales y la Fuerzas Militares, en aras de proteger el capital natural de todos los colombianos”, recalcaron en la Dirección de Carabineros de la Policía Nacional.

Fuente: boyaca7dias.com.co

Danos un Like o Comparte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.