Deportes y cultura

El futuro incierto de Superman López

La situación actual del pedalista colombiano de 30 años, Miguel Ángel López, podría complicarse hasta el punto de apartarlo del ciclismo para siempre.

A pesar del optimismo por los regresos al ciclismo profesional de Nairo Quintana y Miguel Ángel López, parece que el caso del segundo sería muy delicado y no seguiría compitiendo profesionalmente en el World Tour. Aunque López no ha dado positivo en ningún control oficial, según sus explicaciones, ha sido acusado de una delicada infracción antes del Giro de Italia 2022, mientras estaba en el Astana.

En las investigaciones de la conocida ‘Operación Ilex’, López fue acusado de uso y posesión de una sustancia prohibida que habría suministrado el médico Marcos Maynar Mariño. En el informe se mencionó que esta sustancia, llamada actovegin, es tratada como la ‘EPO de los pobres’ en el mundo del deporte, ya que, aunque no está en la lista de sustancias prohibidas por la AMA, la UCI entiende que va en contra de las normas oficiales al ayudar al músculo cardíaco a sufrir menos durante el esfuerzo.

Desde que se empezaron a revelar estas informaciones, López ha tenido dificultades para continuar su carrera deportiva. Salió del Team Astana y recibió negativas de los grandes equipos de ciclismo del mundo. El último episodio que marcó su situación fue la negativa a los recursos que presentó a la UCI y al TAS para que le quitaran los castigos.

El nombre ‘Operación Ilex’ viene del árbol más común en Extremadura, donde se originó el problema. Desde allí, las autoridades españolas han proporcionado información sobre el caso. Todo empezó como una investigación y seguimiento a una red de tráfico de productos prohibidos liderada por el doctor Maynar, profesor de la Universidad de Extremadura.

En la justicia española se menciona una presunta conducta delictiva mediante la fabricación, suministro, intermediación, ofrecimiento y almacenamiento de medicamentos sin autorización legal. El nombre de López aparece en este contexto debido a su presunta relación con la entrega y uso de una sustancia que se originó a partir de un medicamento de Angelini Pharma España SL.

Las conversaciones reveladas sugieren que esta sustancia habría tenido efectos adversos en López, quien intentó manejar la situación con el término «vitaminas». Sin embargo, las pruebas presentadas indican que López podría enfrentar sanciones severas, posiblemente una prohibición permanente del ciclismo, similar a la de Lance Armstrong.

La incertidumbre rodea el futuro de López, con posibles consecuencias legales y deportivas que podrían excluirlo del deporte para siempre.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba