Con el propósito de ofrecer una herramienta que oriente a los profesionales y titulares mineros del sector de materiales de arrastre, la Agencia Nacional de Minería, presentó la ‘Guía de Buenas Prácticas para la Exploración y Estimación de Recursos y Reservas de Materiales de Arrastre’, un instrumento para que lleven a cabo operaciones más organizadas, encaminadas a minimizar la incertidumbre y los impactos negativos que pudieran causar sus operaciones.

“Esta guía es el resultado de una agenda estratégica interinstitucional que cumple el compromiso del gobierno de gestionar el desarrollo minero energético con los más altos estándares de responsabilidad ambiental y social, incluyendo a la pequeña y media minería del país”, indicó Juan Miguel Durán Prieto, presidente de la ANM.

La Agencia Nacional de Minería lideró el desarrollo de la herramienta en coordinación con la Comisión Colombiana de Recursos y Reservas -CCRR-, la Asociación Colombiana de Productores de Agregados Pétreos -ASOGRAVAS- y el apoyo del Programa de Materias Primas y Clima de Deutsche Gesellschaft für Internationale Zusammenarbeit – GIZ. 

Los materiales de arrastre son materias primas clave para el desarrollo social y económico en las regiones, la explotación de estos materiales implica el reto de lograr una sostenibilidad adecuada, encaminada a la conservación y equilibrio de los ecosistemas presentes en las áreas de aprovechamiento, que genere un beneficio para las comunidades, el titular minero y que a su vez garantice la disponibilidad de recursos para las generaciones futuras.

“Para la industria minera del país toma relevancia este documento porque es claro que los agregados pétreos son considerados como la principal fuente de materia prima para la industria de la construcción. La guía está alineada con los principios de materialidad, transparencia, competitividad e imparcialidad, que rigen el Estándar Colombiano de Recursos y Reservas y se ajusta a las características particulares del sector de materiales de arrastre”, aseguró el ejecutivo de la ANM durante la presentación del documento oficial.

El instrumento técnico es un complemento al Estándar Colombiano de Recursos y Reservas (ECRR), el cual indica qué debe contener un reporte público o documento técnico de recursos y reservas para depósitos minerales en general. La guía presentada contiene, de acuerdo con las particularidades propias de los depósitos de materiales de arrastre, las buenas prácticas que se sugiere aplicar en cada fase de trabajo y actividad para caracterizar el depósito y estimar adecuadamente los recursos y reservas. 

De esta forma, la autoridad minera espera que, a través de la implementación de buenas prácticas en los procesos y actividades de las fases de exploración y estimación de recursos y reservas, se estandarice la información que soporta los proyectos mineros, de manera que sea de utilidad no solo a la institucionalidad del sector minero energético, sino también a la autoridad ambiental, a titulares, inversionistas y a la comunidad en general.

Finalmente, el presidente de la ANM anunció que la entidad trabaja en la preparación de la guía de buenas prácticas para la exploración y estimación de recursos y reservas en depósitos de placer y para el 2022 también liderará la construcción de las guías para carbón, metálicos y minerales industriales.

Fuente: www.anm.gov.co

Danos un Like o Comparte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.