Colombia podría perder grado de inversión en los próximos 18 meses

Credicorp Capital publicó un documento en el que asegura que hay un riesgo alto de que Colombia pierda grado de inversión por parte de las calificadoras de riesgo internacional, debido a las dificultades fiscales que enfrenta el país.

El Ministerio de Hacienda ha dicho en varias ocasiones que el próximo año se va a presentar una reforma fiscal que intentará incrementar los ingresos de la Nación en 2% del PIB (más de $20 billones) con el fin de reducir la deuda y estabilizar las cuentas del país.

Sin embargo, el hecho de que el 2021 sea un año preelectoral, hace que el trámite de la reforma en el Congreso sea tortuoso.

El debate será complejo dadas las condiciones actuales y considerando que 2021 es un año preelectoral. Por lo tanto, no descartamos que, al final, el Gobierno decida adoptar un enfoque más gradual para aumentar los ingresos”, dijo Credicoop.

Si bien las calificadoras de riesgo Fitch Ratings y S&P Global Ratings mantuvieron la nota de Colombia hace unas semanas, ambas (sumadas a Moody’s) advirtieron que Colombia necesita estabilizar sus cuentas fiscales y reducir la deuda para mantener el grado de inversión a futuro.

Si el Congreso termina aprobando una reforma fiscal no estructural, pondría en juego el futuro del grado de inversión de Colombia.

“Debido al desafiante escenario, seguimos considerando que la probabilidad de que Colombia pierda el grado de inversión en los próximos 12-18 meses es alta”, dijo Credicorp.

Según la firma, en caso de que Colombia perdiera el grado de inversión, el impacto de corto plazo en los mercados locales sería moderado, pues el evento ya estaría incorporado parcialmente en los activos.

Proyecciones macro 

Credicorp mantuvo la proyección de que el PIB de Colombia caerá 7% en 2020 y que aumentará 4,8% en 2021. 

Los principales riesgos para la actividad son la incertidumbre sobre la evolución de la pandemia, el choque sobre el sector empresarial y el mercado laboral, el efecto rezagado de los bajos precios del petróleo y las limitaciones para implementar un amplio programa de gasto fiscal”, dijo Credicorp.

En materia inflacionaria, la firma espera que el indicador termine el 2020 en 1,7%, cifra que estaría por fuera del rango del Banco de la República que es del 2% al 4%. Para 2021, la estimación es que la inflación se acerque a la meta del 3% del Emisor colombiano y termine en 2,5%.

A pesar de la baja inflación, Credicorp cree que el Banco de la República mantendrá estable su tasa de política monetaria en el mínimo de 1,75% durante “un tiempo considerable”. Sin embargo, advirtió que si la actividad económica tiene un comportamiento peor al esperado, puede haber espacio para nuevos recortes.

“Se mantiene la posibilidad de nuevos recortes en caso de que se materialicen riesgos a la baja en la actividad o la inflación. Sin embargo, en nuestro escenario base asumimos que el Banco de la República no cambiará su postura durante un periodo de tiempo considerable. La amplia brecha del producto, el choque en el mercado laboral y una baja inflación respaldan esta perspectiva”, dijo Credicorp.

Para finalizar, la firma cree que el desempleo en Colombia terminará el 2020 en 16% y que bajará al 14% en 2021.

Fuente:www.dinero.com

Danos un Like o Comparte
Marcar el enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *